Consejos para reducir la factura de la calefacción

Si bien la calefacción es una necesidad de capital, también es un elemento que aumenta el consumo de energía en los hogares. Según una encuesta, los franceses habrían gastado alrededor de 1 611 euros en calefacción en 2016. Sin embargo, hay consejos para reducir el consumo de calefacción. En este artículo, le ofrecemos algunos consejos útiles sobre cómo puede disfrutar de los beneficios de la calefacción de su casa mientras controla su factura de electricidad.

Aislar su casa y programar su sistema de calefacción

Para controlar la factura de la calefacciónSi va a comprar una casa, primero debe asegurarse de que esté bien aislada. De hecho, un techo mal aislado generalmente causa una pérdida de calor del orden de 30 %que puede afectar a su consumo. En cuanto a las paredes, contribuyen al 25% de la energía desperdiciada en los hogares.

Hoy en día hay varias técnicas disponibles para evitar que el calor se escape al exterior. Para ello, puedes hacer lo siguiente:

  • Aislar el espacio no utilizado del desván En una casa, el techo por sí solo puede ser responsable del 30% de la pérdida de calor. Por eso le recomendamos que desenrolle lana de roca o de vidrio en el suelo de su ático para limitar la pérdida.
  • Tapando las grietas y otros agujeros Estas aberturas promueven la disipación del calor. Al llenarlas, te das todas las oportunidades de disfrutar de una temperatura óptima en el interior. También puedes optar por cortinas más gruesas o equipar los umbrales de las puertas con un cuentas o un burlete.
  • Aislar las tuberías de la calefacción Si los tubos de calefacción que conectan los radiadores con la caldera pasan por zonas no calentadas, es esencial aislarlos bien para evitar la pérdida de calor.
  • Instalar doble vidrio Esta solución minimiza la disipación de calor de las ventanas. Si su presupuesto no le permite instalar doble vidrio, puede optar por calafatear sus puertas y ventanas.

Programe su calefacción

Para reducir sus gastos de calefacción, debe aprender a programar el funcionamiento de su equipo. Es realmente inútil calentar toda la casa. A La temperatura correcta en las salas de estar (salón, sala de estar, cocina) sería suficiente. También asegúrese de cerrar bien las puertas para una mejor conservación del calor producido por su sistema de calefacción, como una estufa de pellets.

El otro truco para reducir el consumo de energía es saber programar el calentador eléctrico o de inercia. Hay temporizadores que permiten iniciar la calefacción a horas específicas. Por ejemplo, si llegas a casa a las 6 p.m., puedes hacer un planificación que enciende la calefacción desde las 5:00 o 5:30 p.m. para que puedas disfrutar de una temperatura óptima cuando vuelvas a casa.

Equipa tu casa con un termostato conectado

Para reducir la factura de la calefacción, puedes instalar un termostato inteligente en tu casa. Gracias a los sensores de presencia, este dispositivo puede identificar el momento exacto en el que empezar a calentar su casa. Por lo tanto, el calentamiento sólo tiene lugar cuando es necesario.

Además, este sistema analiza todos los aportes de calor libre y permite adaptar el consumo a la calorías energéticas ya presente en la vivienda. De esta manera, la temperatura ambiente se reduce ligeramente y se ahorra aproximadamente 7 % en su consumo.

En términos generales, un termostato inteligente le permite hacer ahorros significativos en el primer año. Según el modelo que elija, podrá beneficiarse de una reducción de hasta el 40% en la factura de la calefacción. Tenga en cuenta que la compra de este aparato también le da derecho a un crédito fiscal de transición de energía. Así que consigue el correcto geste !